Discurso con motivo de la entrega del Premio Internacional Novia Salcedo a la Integración juvenil, por parte de su Majestad el Rey, Don Felipe VI

“Compromiso y optimismo: la fórmula para enfrentar el presente y los retos del futuro”: Diego Echegoyen

 

  • Su Majestad,Don Felipe VI
  • Honorables miembros del Jurado
  • Patronato de la Fundación Novia Salcedo
  • Autoridades, amigos que me acompañan
  • Señores de la prensa

Buenos días.

Recibí con mucha alegría la noticia; y es todo un honor recibir el premio este día. Gracias Su Majestad. Que usted entregue este premio hoy no solamente se debe a la legitimidad institucional, sino también por su gran sensibilidad y por la apuesta siempre mostrada para con los jóvenes, esos a quienes pertenece el compromiso de la Iberoamérica que viene.

La integración de los jóvenes en todas sus dimensiones es la clave para la construcción de las oportunidades y para la consecución del futuro.

La siguiente etapa de todo esfuerzo deberá transitar hacia la promoción del compromiso y del optimismo en las nuevas generaciones. Es esa la fórmula para enfrentar el presente y los retos del futuro.

La juventud, es actor clave y pieza contundente en la resolución de los problemas que les afectan. Son actores de cambio para sí mismos y motores de la nueva sociedad iberoamericana. El momento histórico de nuestra época no es otro que la combinación de la energía joven y la apertura de las instituciones para ellos.

Una sociedad abierta, de oportunidades y con vocación de futuro no se posibilita solo con el reconocimiento de la importancia de los bonos demográficos. Poner en relieve el compromiso y el optimismo, como lo hace este premio, es también una apuesta sólida por construir el nuevo relato iberoamericano.

Recibir este premio, es también un acto de reconocimiento desde España hacia El Salvador, desde España hacia el la otra orilla del atlántico, hacia una pieza indisociable de la comunidad Iberoamericana.

Como muy bien lo ha reflexionado el jurado a la hora de otorgarme el premio “la promoción de la juventud en una coyuntura adversa marcada por la polarización, la delincuencia y la falta de oportunidades. El esfuerzo realizado, las iniciativas y programas puestos en marcha hacen merecedor de este premio.” Añadiría yo, que no solo es un reconocimiento a su servidor, sino a los jóvenes salvadoreños, que tal como lo plasmé en la dedicatoria del libro “El País que viene: Horizonte común”, todos ellos no renuncian a sus sueños, siguen con mucho entusiasmo sus ideales y apuestan todo su esfuerzo por las grandes cosas que añoran del futuro”

Este premio me despierta el mismo compromiso que aquel a los 14 años, cuando empecé con mucho entusiasmo, mi compromiso con la sociedad: pasión, sensatez y reflexión sobre el rol de un joven para su comunidad, su país y para su región.

El paso del tiempo, pero sobre todo la responsabilidad nos llama a contribuir, también, en los procesos de relevo generacional, dejando los espacios a los más jóvenes para que, con su entusiasmo y con la las nuevas dinámicas de la información y la comunicación, puedan ser líderes, ciudadanos y jóvenes transgresores en positivo y que sus aportes posibiliten ese justo y brillante futuro.

Es un honor tener como un predecesor de las figuras que han recibido este premio, en ediciones anteriores, a un Iberoamericano convencido, el Dr. Enrique Iglesias quien una vez dijo “merecemos que nos vaya bien. Nos va a ir bien”

Bilbao, 15 de octubre de 2018.

Muchas gracias.

 

 

 

 

Cobertura:

Cadena SER. España. Programa Hoy por Hoy:
http://play.cadenaser.com/audio/006RD010000000331144/

Radio Nacional de España. Programa América Hoy:
http://www.rtve.es/m/alacarta/audios/hora-america/america-hoy-diego-echegoyen-premio-novia-salcedo-su-trabajo-juventud-salvador-15-10-18/4793060/?media=rne

Periódico El MetropolitanoDigital:
https://www.elmetropolitanodigital.com/2018/10/salvadoreno-recibe-galardon-del-rey-de-espana-por-su-trabajo-con-la-juventud/

Periódico El Diario de Hoy: https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/528966/salvadoreno-recibe-galardon-internacional-por-su-aporte-a-la-juventud/

Anuncios

Columna “De la posverdad a la reducción de los hechos “

Comparto mi columna de septiembre en la revista Forbes.

 

 

Variedad de puntos de vista aparte, observamos en la vertiginosa actualidad que se hizo fácil poner la verdad en duda. Desde las declaraciones de “hechos alternativos” hasta la práctica de las fake news, la manera de exteriorizar la opinión o informar sobre un determinado punto de vista, ya no se busca develar la realidad de los hechos, sino defender una versión a cualquier costo.

Siempre ha existido una fuerza compuesta por la avanzada intelectual que ha tenido el privilegio para escribir y leer la historia; además de acceder a los círculos de poder y decisión, esta fuerza pudo haber transformado la percepción de la realidad de cada época. Siempre hubo una realidad aplastante, con poca interconexión digital pero mucha rigurosidad; hubo pocos medios de comunicación, pero menos versiones digitales tergiversadas de la realidad.

Existen diversos intereses opacos y grupos sin nombre que son determinantes para deformar la opinión pública; grupos poco intelectuales, pero con suficiente técnica gestionan la desinformación y manejan los flujos de comunicación, desinformación y contra-comunicación. Construyen campañas, crean candidatos y sostienen tendencias con la misma espontaneidad que funciona el humor de las redes sociales. Los hechos han sido reducidos a “opiniones” y se ha aumentado el poder del rumor como arma mediática y política.

La posverdad encuentra cabida en la versatilidad confusa de la red. Su brevedad depende de qué tan emotiva sea la mentira que enarbola. Esta moda se expande rápidamente, tan ligera conforme la distorsión deliberada aumenta; la brecha entre ficción y realidad se desvanece. Desde la destrucción de un personaje hasta la creación de los bulos sociales: todo cabe en el obscuro objetivo de moldear la opinión pública para objetivos particulares.

La defensa de un objetivo en particular nunca fue ilegítima, pero las nuevas formas distorsionan la verdad apelando al sesgo, a los prejuicios personales y a las emociones. El discurso político pasó del uso de los eufemismos a la práctica descarada de la “reconstrucción de la verdad” como el peligroso inicio para defender la mentira.

Por supuesto que la manipulación colectiva es resultado de la fuerza con la que actúa la desinformación, pero en esencia su origen es el poco espíritu crítico que impregna en nuestra sociedad. Una sociedad de personas hiperconectadas y al parecer muy informadas, como nunca antes en la historia. Hay una aceptación generalizada del suave esfuerzo por aprender, por informarse y por hacer uso de la revolución digital para una tarea productiva: estimular el conocimiento. Antes era la falta de lectura, ahora es la falta de reflexión de los hechos lo que determina el analfabetismo.

Si revisamos el relato político de la actualidad, es muy valorado sostener un argumento con la suficiente fuerza para que sea creíble y contundente; sustentar una postura con hechos se volvió secundario. Esta crisis monumental no es cuestión de retórica o de técnica discursiva, sino de la importancia que ahora le damos a las formas sobre el fondo.

El descontento popular y la opinión pública son usados a favor de causas que esconden las verdaderas motivaciones; las instituciones, la democracia, pero sobre todo la veracidad está perdiendo validez. La posverdad no es cuestión de construcción de una percepción paralela, en realidad se trata de la destrucción de los bastiones que sostuvieron siempre el papel social del hombre y su repercusión en el tejido social: huir del oscurantismo y llegar hacia la verdad.

Esta abrumadora realidad está creando condiciones en las cuales la prensa deberá transitar por una época de veracidad e imparcialidad versus aceptación popular, en donde los políticos deberán escoger entre principios y votos, en donde las personas debemos adivinar las diferencias casi imperceptibles de una verdad frente a una mentira.

Foro La Prensa Gráfica con autores de los tres libros de El País Que Viene

Hace unos días, con el apoyo de el Media Partner de la Iniciativa El País Que Viene, LPG La Prensa Gráfica, realizamos un foro periodístico sobre la “Situación actual de la juventud salvadoreña” con la participación de autores de nuestros tres libros. En este evento participaron:

  • Cristina Cornejo, Diputada por el FMLN y Autora del primer libro “El país que viene: Una generación comprometida”
  • Carlos Rodríguez, miembro de la Juventud de GANA y Autor tercer libro “El país que viene: Horizonte común”
  • Claudia Ortiz, Investigadora en FUNDE y Autora del primer libro “El país que viene: Una generación comprometida”
  • Herman Duarte, Abogado en Costa Rica y El Salvador. Especialista en arbitraje y Derechos Humanos y Autor segundo libro “El país que viene: Jóvenes en el exterior”
  • Diego Echegoyen, fundador y editor, Iniciativa El País Que Viene.

Les comparto fotos sobre el evento: